HABLA CHUCHO QUE NO TE ESCUCHO

domingo, 1 de octubre de 2017
"Hablar es una necesidad, escuchar es un arte", dijo Goethe. Y así es, no se puede decir más con menos palabras. Al final, escuchar es ponerse en los zapatos del otro para entender su sentir. 

Quizá, juzgar, no nos lleve por buen camino. Es más, puede que así solo abramos la puerta al miedo y a seguir tapando bocas. ¿Es eso lo que queremos?


Qué curioso que, ex-presar signifique salir de la prisión. Aunque en realidad, para abrir la puerta de nuestra celda lo primero es deshacernos de una mirada estrecha que no nos permite mirar más allá... 

Así que, sin ex-presar, sin dialogar, y sobre todo, sin escuchar... seguiremos ¡como los burros! En plan, habla chucho que no te escucho. 

¿Llegará el día que aprendamos a callar nuestro diálogo interno, para poder escuchar de una puñetera vez al que tenemos enfrente?

No hay comentarios

Publicar un comentario