¿POR QUÉ NO AMARNOS TAL Y COMO SOMOS?

domingo, 17 de septiembre de 2017
En Mooi, tanto en el blog, como en nuestras publicaciones impresas, tratamos temas que envuelven el mundo de los sentimientos y las emociones. 

De hecho, sentimos que para vivir una vida sana, equilibrada y placentera, es vital trabajar nuestra inteligencia emocional. Al final, nuestra autoestima nada tiene que ver con los aspectos externos, si no, con la percepción y la valoración que tenemos de nosotras mismas. 

Así que, hoy, comparto un enriquecedor fragmento de uno de mis artículos favoritos de "Luces & Sombras" por Idoia Berridi (Life coach y experta en autoestima y autoconocimiento) e ilustrado por Tania Estévez (De quien, por cierto, te hablaré el próximo martes) 💜 Bien pues ¡a bucear se ha dicho!



¿Cuáles son las luces y sombras de las emociones y sentimientos? ¿Por qué es necesario encontrar el fondo de nuestros pensamientos negativos? 


Las luces son aquellas partes de uno que hemos codificado como que son buenas, valiosas y por lo tanto nos gustan y engrandecen a nuestro ego, haciéndonos sentir valiosos.

Y las sombras son esas partes que están en nuestro subconsciente no sanadas, aspectos que clasificamos como avergonzantes o malos, o poco desarrollados y que, por lo tanto, sabotean nuestro presente porque nos hacen sentir defectuosos, inferiores o mal con nosotros mismos si no las aceptamos.

Mientras no miramos y enfrentamos las sombras que sabotean nuestra felicidad y autoestima, vivimos sometidos a las creencias limitantes que tenemos en el subconsciente. Y esto, nos lleva a boicotear nuestra propia vida de distintas maneras: enfermando, negándonos cosas que merecemos recibir, en definitiva, nos impide disfrutar de la vida. 

La mayoría de las creencias limitantes que tenemos desde la infancia no son verdad y nos hacen daño sin darnos cuenta. Por eso es imprescindible conocernos a nosotros mismos, bucear dentro y descubrir por qué reaccionamos de una manera determinada ante situaciones concretas o generamos muchas veces el mismo tipo de experiencias. De esta manera, entendiendo y siendo conscientes de nuestras creencias limitantes, tendremos la libertad y el poder de cambiarlas por otras más constructivas y amorosas.

Si no paramos un poco para escucharnos y entendernos, vamos repitiendo automáticamente aquello que cuando éramos pequeños nos sirvió para sobrevivir y evitar el dolor. Nuestro cerebro repite lo conocido y trata de evitar el sufrimiento.


¿Qué implica mejorar nuestra salud emocional? 

Implica aprender a escucharnos sin juicios, a amarnos tal y como somos, con nuestras luces y sombras. Se trata de saber ser nuestra mejor compañera, teniendo diálogos con nosotras mismas nutritivos y cariñosos, dándonos apoyo, acogiéndonos cuando lo necesitamos.

Implica hacer pausas para respirar y parar la mente llena de condicionamientos y limitaciones. Soltar lo viejo, darnos permiso a crecer, transformarnos y para ello, es necesario hacer un trabajo personal. Leer, meditar, hacer cursos con personas que nos inspiren, que abran nuestra mente y amplíen nuestra consciencia. Tener momentos para uno mismo cada día, en los que escucharse de verdad, para entender lo que necesitamos, lo que sentimos y lo que nos pasa, para poder hacer en cada momento los cambios que nos benefician.

Mejorar nuestra salud emocional genera libertad, ayuda a vivir cada momento en plenitud y en paz.


¿Salud física y emocional están conectadas? 

Totalmente.

Cada cosa que pensamos y sentimos, genera en mi cuerpo una bioquímica específica que mejora o empeora mi salud, y se ha demostrado de manera científica.

Así que yo, personalmente, cuando estoy por ejemplo enfadada, primero de todo me doy permiso a sentirme de esta forma y sobretodo me doy tiempo y espacio para soltar el enfado, pero luego, en seguida, decido no permanecer en esa rabia o frustración, porque sé que no es bueno para mi cuerpo. Además, prefiero no vivir vibrando en esa frecuencia negativa porque mi elección es la felicidad. 


¿Compartes con nosotras 4 maneras sencillas para aumentar nuestra autoestima?

1-Busca momentos para estar contigo misma en los que puedas visualizar que te encuentras contigo, te abrazas, te das una pausa del ajetreado mundo y simplemente respiras, sintiéndote en el momento presente, saludando a tu cuerpo y tu ser.

Aprovecha estos momentos para preguntarte cómo estas y qué necesitas para seguir brillando y viviendo con ilusión y felicidad. Y mímate, en todos los sentidos, cocina especial para ti alimentos sanos y nutritivos, date un baño con velas y sales, ve a darte un masaje, cuida tu piel con cariño con cosmética bio, descansa, pon música que te gusta… Vive como en un ritual en el que la persona a la que haces ofrendas y cuidas, es a ti misma.

2-Reconoce tus cualidades, tu valía, tus logros y tus valores.

Haz una lista con al menos 20 de tus cualidades y no menos, y un listado de al menos 2 hojas con los logros que has conseguido hasta ahora por pequeños que sean: desde cocinar algo nuevo hasta hacer una entrevista de trabajo… Cualquier riesgo, experiencia nueva desde que naciste hasta ahora que has superado, es un gran logro.

Luego ten esta lista de cualidades y logros en un lugar visible para que siempre recuerdes que eres mucho más capaz y valiosa de lo que a veces reconoces o recuerdas.

3-Acepta tu sombra

No has nacido sabiendo hacerlo todo y como ser único y especial, hay partes de ti más desarrolladas y partes que lo están menos. Aceptarlo es parte del proceso de la autoestima, amarte tal y como eres, amarte no sólo por tus cualidades y talentos sino amar y aceptar que a veces te equivocas y necesitas aprender.

Necesitamos aprender a mirar aquello que nos avergüenza de nosotros mismos sin huir de ello, ni esconderlo o maquillarlo. La liberación se da cuando nos paramos a respirar y mirar aquello que no nos gusta de nosotras mismas, lo aceptamos y podemos amarnos también con ello.

4-Sé amable y cariñosa contigo

Sea lo que sea que esté pasando, sé dulce en la forma en que te hablas, suave, como si trataras con un delicado bebe. No te digas nada que no le dirías, ten la misma paciencia, serenidad y confianza en ti y piensa que aunque ahora no seas capaz de hacer algunas cosas, si quieres lo harás.

Así que sé consciente de tus pensamientos hacia ti, y procura evitar juzgarte, y si sin querer caes en el hábito de hacerlo, perdónate también eso. | Fragmento extraído del artículo "¿Por qué no amarnos tal y como somos?" publicado en Mooi magazine 03 ¡Feliz domingo! 

No hay comentarios

Publicar un comentario