La vida puede ser muy perra, pero siempre quedan motivos para bailar

domingo, 12 de marzo de 2017
Hoy nos damos un paseo por la realidad, de la mano de la gran Lucía Be. Lucía compartió con nosotros su bello mundo en "La Transformación" donde, entre cosas, nos habló de errores, momentos duros, cambios, éxito, y todo aquello que -al final- hace que la vida valga la pena. ¡Pasa y disfruta de su buen rollo!

Lucía Be es una marca femenina, divertida y especial, pero también soy yo misma que he creado un universo de ilustraciones y rollos que cuento en el blog y en las redes sociales, un universo de #chicasBe que se pintan los labios de rojo aunque sea lunes, cosas que hacen que la vida sea una verbena.


Detrás estoy yo, que un día decidí cortarme el apellido y abrir un blog. No sabía muy bien qué era lo que iba a hacer pero recuerdo decirle a mi madre: “tranquila, lo voy a petar”. Al principio no me comía una rosca y he tenido que aprender de errores garrafales para llegar a donde estoy. Que no es que sea una gran empresa, pero oye, después de cuatro años tengo a cinco empleadas y juntas estamos sacando todo esto adelante.


Para Lucía Be “la vida es…”

La vida puede ser muy perra, pero siempre quedan motivos para bailar. No es una conclusión muy sabia, pero es algo que me repito a menudo. No me gusta ese positivismo de cuentos para niños, yo soy realista y la vida me ha dado palos gordos como a todo el mundo. Pero creo que en medio de todo siempre tienes la opción de elegir bailar, tomarte una copa y reírte. Quedan motivos para bailar siempre, incluso en los momentos más duros. 

Mi primer libro lo escribí en el hospital con mi hijo pequeño muy enfermo. El pronóstico no era nada bueno y entonces me llama el editor para decirme que había que cambiar el título. Yo quería llamarlo “Desde el campo con amor”, pero él decía que esa frase de “La vida es una verbena” era mucho más yo y que nos daría más juego. Le dije que sí pero la verdad es que yo no estaba para mucha verbena. Ahí empieza la primera página: “La vida puede ser muy perra…”. Y sí, descubrí mis motivos para bailar. 


¿Cómo ves los apasionantes cambios de tipo político-social que estamos viviendo? 

Creo que estamos en un mundo muy cambiante que nos pone al alcance de la mano el poder hacer lo que siempre hemos querido, vivir la vida que queremos. Nunca antes habíamos tenido ese contacto tan directo con el otro, nunca habíamos tenido una plataforma donde poder contar nuestra historia, nunca habíamos tenido tan fácil el poder de cambiar las cosas. Es alucinante el poder que nos da todo lo que estamos viviendo, todas las posibilidades que se nos abren… pero también creo que es necesario volver al origen, parar. 

Me preguntas por la política, y creo que tiene que adaptarse a este entorno, porque no lo está haciendo. Y me frustra mucho ver cómo se pierde el tiempo en el parlamento sin hacer cosas que de verdad valgan la pena. 


Imagina que estás ante una joven mujer que comienza a emprender con su propia marca personal y te pide consejo ¿Qué le dirías? 
Que se tome tiempo para encontrar su historia y su voz, aquello que la hace única. A veces es difícil pero todos tenemos algo muy valioso e irreemplazable dentro, un modo diferente de ser que el resto. Ahí está el quid de tu éxito.


¿Qué sueños tienes para Lucía Be?
​Mi cabeza no para y tengo un millón de proyectos en la cabeza. Hay veces que tengo que echarme el freno porque me embalo. De momento, nuevas colecciones y algunos productos muy muy chulos. Y otro libro, ya tengo la primera página.

¿Recomendarías soñar despierto?
Soñar siempre, despierto y dormido (cómo echo de menos dormir), y sobre todo dar pasos para que esos sueños se hagan realidad. O tener a alguien cerca que te ponga los pies en el suelo y te lleve de paseo por la realidad, que también es bonita.

No hay comentarios

Publicar un comentario