9 cosas que esconde tu desorden

domingo, 19 de marzo de 2017
Siempre me ha llamado la atención todo aquello que envuelve al orden. De hecho, de pequeña aún no entendía el por qué, pero sí sabía que necesitaba mi espacio ordenado para sentirme bien.

Ahora soy consciente de que el desorden en los espacios donde vivimos es señal de desorden en nuestro propio mundo interior.


Dicen que, vivir rodeadas de objetos (y encima desordenados) significa estar repleta de ideas y proyectos sin resolver. 

El desorden nos está diciendo a gritos que nuestra alma se encuentra vacía y que aún no estamos definidas. ¡¡Vamos!! que para cubrir el vacío de dentro, intentamos llenarnos de cosas por fuera. 

Aunque también, como todo en la vida, está la sombra del orden. En mi opinión, la virtud está en el equilibrio, porque preocuparnos demasiado por el orden nos vuelve neuróticas del todo. 

Pues lo dicho, limpiar y ordenar nuestro espacio también es limpiar nuestra mente y sanear nuestra vida para dar lugar al cambio


Además, según el Feng Shui, el desorden tiene diferentes significados. Depende del lugar en donde se acumule:

  • En la entrada de una casa significa un profundo temor a relacionarte con otras personas.

  • En la cocina significa fragilidad emocional y resentimiento.

  • En los armarios significa dificultad para analizar y controlar los sentimientos y emociones.

  • En los muebles indica que se es muy dependiente de la opinión de los demás y se da gran importancia a las apariencias.

  • En el escritorio o en el espacio de trabajo significa miedo, frustración y necesidad de control sobre las situaciones.

  • En el garaje implica temor a lo nuevo y falta de destreza para actualizarse.

  • En el pasillo significa miedo a expresarse.

  • En el salón tienen que ver con sentirse controlado por la familia e insegura de una misma.

  • El desorden (o los objetos amontonados) por toda la casa significa que tenemos ira reprimida y que nos sentimos apáticas y desinteresadas por la vida.

¿Qué te parece? Cuanto menos, es interesante ¿verdad? Lo que está claro es que mientras mantengamos desordenado aquello que además no necesitamos (o guardemos cosas sólo por el hecho de acumular) nos será imposible avanzar 😉 ¡Feliz domingo! 

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada