MENOS FACE Y MÁS BOOK

domingo, 12 de febrero de 2017
El avance de la tecnología ha logrado que estemos más conectados, y a la vez, desconectados que nunca. En sólo 10 años, el mundo ha dado un giro de 180º ¡Y lo que nos queda! agárrate que vienen curvas...

Asimismo, como todo en la vida, las RRSS también están envueltas en luces y sombras. Cada vez tengo más claro que proyectan la mejor y la peor versión de nosotros mismos. 

La cara A: nos sirven para compartir, comunicar, aprender, descubrir, denunciar... La cara B: maltratar, destruir, criticar, desconectar de nosotros mismos (y los demás) con tanto ruido, construir falsas autoestimas, absorbernos el tiempo, etcétera, etcétera.

El mundo está a nuestro alcance en un "click" ¡Maravilloso y súper peligroso! ¿El equilibrio? Priorizar el mundo en vivo y en directo para vernos más allá de las pantallas. No hay sucedáneo que sustituya a una conversación en persona alrededor de una taza de café. Por mucho que avance la tecnología, ¡el factor humano siempre marcará la diferencia!

Al final, el quid de la cuestión está en dirigir nosotros las RRSS y no que sean ellas las que nos dirijan a nosotros 😉 Hace poco, leí un estudio de un Instituto Danés que investigó el comportamiento de un grupo de personas en Facebook. Bien, pues tras no abrir sus perfiles durante una semana, reconocieron sentirse menos estresados y más enfocados en sus trabajos o estudios. Cuanto menos, da qué pensar ¿verdad?

Te invito a pasar, y ver el mundo de las RRSS en tono de sátira ilustrado a las mil maravillas por Pawel Kuczynski ¿Cuál te mola más? A mí el de Pikachu me ha hecho gracia (especialmente) ¿Recuerdas el fenómeno Pokemon durante el verano pasado? Yo no salía de mi asombro ¡Buen Domingo! con redes o sin ellas.









P.D. Mañana avanzaré cambios, y tendrás la oportunidad de elegir un regalo ¡¡Igual te interesa!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada