Hablarán bien de nosotras cuando hayamos muerto

domingo, 27 de noviembre de 2016
Esta semana la actualidad ha dado muchísimo de sí. A tal nivel, que no sé por donde empezar. Así que, hablaré de todo y de nada, a ver cómo lo ves 😉Empezaré por lo ignorantes que estamos demostrando SER. 

¿Por qué no nos permitimos SER? Bueno, y ya de dejar SER a los demás ¡¡ni hablamos!! Tanto "critiqueo" me tiene frita, ¡qué agotamiento!


Personalmente, tanta toxicidad me desequilibra del todo. Voy a dejar de ver a según qué personas y qué programas. ¡Me declaro a dieta de toxicidad! Será mi plan estratégico para 2017 😎 

¿Las personas felices hablan mal de los demás? Las hay -incluso- que no hablan bien de otras hasta que ya están muertas. ¡Qué cosas! Y si en lugar de apuntar a los demás con el dedo, nos ocupáramos de mejorar lo nuestro. Nunca seremos perfectos, pero si podríamos llegar a SER al menos REALES.

Bueno, pues como siempre, nos centraremos en la solución, que ¡siempre mola más! Desde mi punto de vista, todo pasa por aceptarnos a nosotras mismas. Desde ahí, el camino para aceptar a los demás está más cerca ;-) 

Hace relativamente poco, aprendí que estas personas nos ponen las etiquetas que reflejan la realidad de cómo se sienten ellas mismas en realidad (valga de redundancia), proyectando así sus propias sombras. A mí, esta visión me abrió a un nuevo mundo. Al final, las personas más infelices son las que más se preocupan por lo que piensan y dicen los demás. Pues a pasar de las criticas, y ¡a proteger nuestra VIDA interior! Que tengas un saludable domingo.

No hay comentarios

Publicar un comentario