A VER QUÉ HAGO CON MI VIDA

domingo, 23 de octubre de 2016
Empecé esta aventura en 2014. Tomé como base ideológica -entre otras- algunos de los libros que más luz han aportado a mi oscuridad a lo largo del camino. De ahí, nuestro binomio: soñar y despertar ;-))
¡Bien! pues resulta que esta misma semana, en la biblioteca, me topé de nuevo con uno de estos tesoros, que tanto me inspiraron a vivir este sueño. Ni más ni menos que "Una mochila para el Universo" de Elsa Punset (influencia para mí donde las haya, a la hora de gestar Mooi. ¡Qué "casualidad"!

Pensé, que ahora que nos conocemos un poco más (y mejor), es el momento ideal para compartir contigo un pedacito. En seguida ¡entenderás para qué! Dice así:

"En un estudio que se hizo con 5.000 personas, para saber cuántas cumplen sus sueños, sólo un 10% dio un resultado positivo. ¿Por qué tan pocas? Básicamente, porque nos falta un sueño; y porque aunque tengamos este sueño, no nos enseñan técnicas eficaces para cumplirlo.

¿Cuál es tu sueño? Desde que nacemos, nos entrenan para hacer lo que hace todo el mundo, y a la vez para convencernos de que hay muchas cosas que somos incapaces de hacer. Es como un proceso de descarte en el que se nos dice: "Tú no vales para esto, ni para esto, ni esto, ni esto".
Lógicamente, nos lo creemos porque nos lo dicen personas -familiares y maestros- que están intentando protegernos. ¿Por qué desconfiar de ellos? A ellos les hicieron lo mismo, porque la creencia generalizada es que educar es enseñar a las personas que aceptan sus propias limitaciones. Educar podría ser en cambio, ayudar al niño a descubrir y potenciar sus múltiples talentos (...)

(...) La realidad suele ser que vamos como una botella de plástico tirada en un río, sin rumbo fijo: a ver dónde caigo, a ver qué hago con mi vida, a ver si tengo suerte y esto duele lo menos posible. Parece que los sueños son para los ilusos o para los afortunados, o para los héroes. En realidad, perseguir un sueño, da sentido y fuerza a la vida de las personas. Son hechos comprobados: cuando las personas tienen sueños que guían sus vidas, son más felices y consiguen metas.
Las metas y los sueños que las inspiran, te dan un foco, un plan a largo plazo sin el cual, puedes perderte y perder el tiempo. En pocas palabras, ayudan a ser productivos y nos motivan. 
El sueño que guía tus metas, puede ser muy sencillo, muy discreto, muy diferente, muy corriente. No importa. Lo importante es tenerlo.

P.D. ¡Nunca dejes de soñar! No olvides que soñar despierta da sentido a tu vida. ¡Feliz Domingo!

2 comentarios

  1. Mmmmm... muy cierto. Sin sueños no hay modo de caminar hacia adelante. Y esto no nos lo enseña nadie, lamentablemente; lo descubrimos solitos (algunos) y casi de casualidad. Muy triste que a los pocos años de vida nos quieran hacer creer que esto es lo que hay y punto. No es así. Hay esto y más, mucho, muchísimo más. Solo hay que querer encontrarlo. En fin. Buen domingo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien dicho, nunca hay que dejar de soñar, es el motor para una vida con sentido. muakssssss

    ResponderEliminar