¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?

lunes, 2 de mayo de 2016
Recientemente hemos respondido a dos entrevistas para dos proyectos distintos, donde hemos hablado entre otras cosas, sobre el fabuloso (y en ocasiones muy loco) mundo de las emprendedoras. Hoy comparto contigo de manera muy breve, una conclusión interesante. A día de hoy, creo que un proyecto creativo personal no nos lo inventamos, lo descubrimos. ¿Cómo? Destapando nuestra singularidad, aquello que nos hace únicas (que por lo general solemos tener cubierto) No sé si este será tu caso... Sí fue el mío, durante largo tiempo ;-)


Lo cierto es que todas contamos con una personalidad propia y una forma de entender la vida, y hemos de tenerlas totalmente en cuenta a la hora de desarrollar nuestro proyecto personal. Es más, caminar  alineadas a nuestro sueño en acción lo logramos llevando a cabo todo un proceso de auto-análisis y observación, más que de creación. De hecho, si creamos un proyecto personal -sin vivir toda esa etapa previa- lo más natural es que fracase (de eso precisamente os hablo en una de las dos entrevistas, de mis fracasos anteriores) Aunque no me desviaré hoy del tema...

Así que, sintetizando: es súper importante que aquello que transmitamos refleje lo que somos exactamente. Vamos, que no se trata de CREAR, se trata más bien de DESCUBRIR. Entre otras cosas, para eso es un proyecto personal, supone nuestra manera particular de comunicar quienes somos y aquello que simbolizamos. En otras palabras, nuestro proyecto va de dentro a fuera y no al revés. 

Para no ser una menos, es vital definir nuestra identidad y expresarla de manera concisa. De esta manera, favorecemos las relaciones con todas aquellas personas que comparten nuestras ideas y valores. En conclusión, aquellas personas que piensan y sienten el mundo como nosotras, son las personas que conectarán de corazón con nuestro sueño. ¿Tú cómo lo ves?

1 comentario

  1. Me identifico totalmente con lo que dices. De hecho, ahora mismo estoy inmersa en el lanzamiento de mi blog personal, que se llama precisamente Camino Inverso, y que recoge esa misma idea de que todo cambio va de dentro hacia afuera y no al revés. Y en este proceso de descubrimiento, que no de creación, me estoy conociendo a mí misma y descubriendo cosas que tenía ocultas, y es sobre eso sobre lo que estoy construyendo mi proyecto. Me entusiasma ver que no soy la única que piensa que caminar alineadas con nuestro sueño es la única forma de vivir una vida plena y con sentido. Yo estoy en ello, y espero conseguirlo.
    Encantada de conocer tu portal y desde ya me declaro seguidora!

    ResponderEliminar