La transformación del nacimiento

domingo, 1 de mayo de 2016

"Ser madre es una elección. No serlo también. Todo es perfecto si es lo que se desea. Pero ¿qué deseas en tu vida, qué te hace feliz? Esa es la pregunta y te conduce inevitablemente a la respuesta. Todo lo demás está de más.

Cuando lo que sientes, piensas, dices y haces está alineado, no hay conflicto interno. Todo encaja.

La llegada de un bebé es lo más parecido a viajar a un país exótico, hay que estar dispuesta y abierta a vivir experiencias nuevas, si no, todo es mucho más duro y se hace más cuesta arriba. Supone un gran cambio, para qué negarlo, pero eso no es necesariamente malo, aunque muchos se empeñen en contárnoslo así. (...)

Hay tantas maternidades como mujeres y cada una lo vive desde su realidad y su conciencia. Es cuestión de dejarse sentir y fluir con ello. Fácil y difícil a la vez. A medida, no hay receta.




Me gusta mucho tu visión acerca de que la conciliación familiar y laboral es totalmente D.I.Y. ¿Prácticamente hemos de hacer malabares para mantener el equilibrio?



Ser madre es una aventura continua y serlo de tres además de emprendedora ya ni te cuento… hay días en que me vuelvo loca intentando buscar el ansiado equilibrio ¿será una quimera?

Las familias no lo tenemos nada fácil. Es habitual que nuestro día a día se convierta en un tetris de nivel avanzado, donde cuadrar las necesidades de todos puede llegar a ser tremendamente complicado. 

Vivimos en el país del “apáñate como puedas” así que sí, la conciliación es totalmente D.I.Y, handmade total. Cada uno se lo monta como sabe y puede, con los recursos y habilidades de que dispone, a menudo sin demasiadas opciones y con demasiadas renuncias.

El equilibrio es algo vivo y se trasforma. La vida es movimiento y el movimiento cambio continuo así que, el equilibrio conocido se puede perder fácilmente para volver a encontrarlo de nuevo, distinto y mejorado. Don’t worry, bienvenida al Circ du Soleil.

Simplificar e intentar ponértelo fácil ayuda mucho en este reto de conciliar. Encuentra tu receta y cocínala con cariño.



"La lista de reivindicaciones sería larga, se resume en respeto y capacidad de decisión".



Que las mujeres tengamos libertad real de decisión en nuestras vidas, en nuestros partos y en nuestras maternidades. En muchos aspectos estamos lejos de ser realmente libres. Nos dicen siempre el cómo, el dónde y el cuándo. Con más o menos amabilidad pero limitadas al fin y al cabo. Recuperemos nuestra capacidad de decisión ¿en qué momento de la historia de la humanidad la perdimos?

Queda mucho trabajo por hacer en muchos ámbitos, sobretodo en el reconocimiento de derechos. Los cambios, las mejoras vienen siempre de la mano de la concienciación, primero individual y luego social. Eso empieza por nuestro empoderamiento, por creer en nosotras mismas cada día y en cada momento, por cooperar, por respetar al otro y exigir el mismo respeto. Por no renunciar. (...)
Fragmento extraído del artículo "La transformación del nacimiento" para Mooi 01 por Judit Guirado. Acompañante Maternal & Creadora de MamaCoquette

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada