Piensa bien y acertarás

domingo, 24 de abril de 2016
Compartimos un breve fragmento de uno de los artículos más transformadores -el dedicado a la educación emocional- que encontrarás en esta nueva Mooi por Reparando Alas Rotas.  Un bello proyecto que surgió con la idea de que las heridas emocionales se asemejan en su proceso de sanación a las heridas físicas, sólo necesitan cuidado y atención para que tengan un sano proceso de recuperación.

Detrás están Nekane -Terapeuta Ocupacional en Salud Mental y Antropóloga- y Virginia -Maestra y Psicopedagoga- dos apasionadas de la Inteligencia Emocional y la Educación. Labor a la que se han dedicado los últimos quince años.

De entre las necesidades psicológicas fundamentales que tiene el ser humano para gozar de una buena salud mental, la SEGURIDAD es una de las más preciadas puesto que todos necesitamos tenerla cubierta para sentirnos seguros. El cambio, por definición, es estresante. Supone abandonar algo conocido, a medida que damos pasos, hacia algo que desconocemos. En un mundo donde el estrés está muy presente en nuestro día a día, es algo común tender a evitar o postergar situaciones que sabemos que van a generarnos inseguridad, estrés o incomodidad.


Sin embargo, todos los estudios revelan que cuantas más cosas distintas hagamos, cuanto más salgamos de nuestra zona de confort y cuanto más abiertos estemos al cambio, mayor seguridad estaremos adquiriendo, con las consecuencias positivas que esto tendrá en nuestra autoestima. 

Todo ello actúa de amortiguador interno a la hora de afrontar las diferentes situaciones de nuestra vida además de tener consecuencias tremendamente positivas en nuestra autoestima. Cuanto mayor sea nuestra zona de confort, de mayor seguridad y apertura gozaremos a la hora de realizar distintas acciones de manera satisfactoria. En otras palabras, influirá en una mejor percepción de nuestra valía y eficacia personal.

Las ideas transforman nuestro mundo. Una idea repetida en el tiempo, con un impacto emocional alto se convierte en una creencia. Y las creencias condicionan nuestro comportamiento y nos llevan a “mover montañas”.

‘Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto’, decía Aristóteles. Y creemos en estas palabras a “pies juntillas”. Educarnos en emociones nos da la posibilidad de poder elegir cómo queremos comportarnos en cada momento, y eso, en definitiva, es una de las claves de la libertad. Poder llegar a la cabeza a través del corazón de las personas nos parece una definición preciosa de educación. En esencia, la enseñanza que realmente deja huella es aquella que de un modo integral nos invita a ampliar nuestros conocimientos y a ser nosotros mismos.


Puedes seguir a Reparando Alas Rotas a través de Facebook o  Twitter. Desde luego que con Nekane y Virgina, ¡nunca dejamos de aprender! Disfruta del domingo.
Recordatorio: esta noche a las 00 H. finaliza el plazo para envíos gratis con motivo del Día del Libro. Si te interesa sólo has de introducir el código promocional LEOMOOI para obtener tu descuento. ¡Hasta mañana!

No hay comentarios

Publicar un comentario