Por qué llamarle crisis cuando queremos decir transformación

jueves, 19 de noviembre de 2015
Una de las cosas que más me llena de Mooi -ante todo es un proyecto de vida- es vivir la experiencia de colaborar con fantásticas personas. Vireta es una de ellas. No olvidaré que me tendió su mano, en un momento que hacerlo era todo un acto de fe. ¡Siendo 100% realista! 

Hoy, comparto un pequeño fragmento de nuestra colaboración, con su estilo inconfundible. Miles de gracias por creer, y por crear una ilustración tan bella Vireta. No puede gustarme más.


Los auténticos impedimentos no están en la realidad, se encuentran en nuestras limitaciones mentales. Ante la crisis, de nada sirve la queja permanente, ni ejercer el papel de víctima. Nuestra visión y actitud ante nuestras circunstancias, sí podemos transformarlas y con ello, todo a nuestro alrededor empezará a cambiar. 

Quizá a primera vista no lo parezca, pero siempre existen puertas que podemos abrir. Aunque en un primer momento no lo parezca, a nuestros pies hay distintos caminos esperando a que nos atrevamos a recorrerlos. 

Recordemos, que estamos ante una gran oportunidad para empezar a responsabilizarnos de nosotros mismos. Abramos la puerta a cambiar nuestras ideas, porque ésto es lo que en realidad transformará nuestro mundo y lo llenará de color. | Fragmento del artículo "Por qué llamarle crisis cuando queremos decir transformación"


Puedes leer aquí el artículo completo o si prefieres en formato papel lo encontrarás aquí mismo. ¡Buen jueves!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada