La educación soñada

lunes, 18 de mayo de 2015
Hoy cuento con seis subversivas colaboradoras que desde su pequeño lugar, contribuyen a poner su granito de arena, para así hacer de este mundo, un lugar más consciente, respetuoso, saludable y en definitiva mucho más amable. 

Cada una de ellas, nos dará su punto de vista sobre la educación que ha recibido, sus pros y contras, y también nos hablará de las cosas que le gustaría cambiar de la educación actual. Veréis enfoques muy distintos, lo cual siempre resulta enriquecedor. 

Si tú también sueñas con una educación VIVA, encaminada a formar seres completos, puedes compartir tu sentir en los comentarios. ¡Nos encantará conocer tu visión! ¿Empezamos?



Nuestra formación académica es...




Rut y Nahir de Esturirafi


Las dos hemos estudiado siempre en centros públicos -fuimos al mismo colegio e instituto- los que estaban más cerca de casa. Después cada una siguió su camino. 

Rut estudió Biología, un Máster en Gestión Ambiental y otro en Desarrollo Sostenible. Nahir estudió un Ciclo Superior de Turismo y otro de Marketing.


Mamen Pérez de Universo Flow


Me apasionaba escribir, así que, mi sueño de entonces era poder licenciarme en Periodismo. La nota en selectividad no me llegó pero -gracias a mis padres- tuve la enorme suerte de estudiar lo que de verdad me gustaba, en una Universidad privada de mi ciudad.


Irene Gijón de Recolectora


Soy doble licenciada, en Derecho y Administración y Dirección de Empresas. Luego cambié mi camino y cursé un Máster en Protección Internacional de Derechos Humanos.


Noemí Folch de Emociones Creativas

Maestra de Educación Infantil y Lengua Aragonesa. Experta en Inteligencia Emocional y Especialista en Mindfulness y Desarrollo Personal.



Pros y contras de la formación académica que he recibido...



Rut y Nahir de Esturirafi


Pros: Estudiar en un colegio, instituto o universidad pública te da una visión más amplia de la realidad, ya que tienes compañeros de todo tipo. 

Contras: El sistema educativo actual está anticuado. Los niños siguen haciendo en clase lo que hacían sus padres, el horario, los exámenes, todo sigue prácticamente igual.



Mamen Pérez de Universo Flow


Pros: Son muchos porque el conocimiento siempre nos convierte en personas más completas con una perspectiva más rica de esa realidad que se abre ante ti. Si estudias lo que te gusta (aunque siempre hay asignaturas con las que te identificas menos) además disfrutas y, por si fuera poco, en el camino encuentras personas y coleccionas recuerdos que te acompañaran siempre. 

Estuve muy a gusto en la carrera. Había asignaturas (como literatura o periodismo comparado) que me hacían disfrutar muchísimos. Las prácticas de radio, montaje, televisión, ... eran continuas. 

Asistíamos a conferencias, generábamos debate en algunas clases, el trato de los profesores era cercano. 

Contras: Sinceramente tengo pocos de esa etapa. Los contras que citaría, más que en la carrera, los centraría más en la ausencia total de asignaturas en colegio y en el instituto, que a día de hoy me parecen importantísimas. 

Cuando entras en una carrera ya llevas muchos años de formación académica y aunque la Universidad también debe reinventarse, cuando accedes a ella ya eres un adulto. Creo que, es en esos años previos, cuando realmente se hacen más visibles las carencias del sistema educativo. 


Irene Gijón de Recolectora


Pros: Una de las cosas buenas que le veo a mi formación, es que tengo conocimientos de lo que mucha gente considera “útil” en la vida, y que por desgracia rigen el mundo: el dinero y las leyes. Y también que a lo largo del camino me he enfrentado a muchas dificultades que me han puesto a prueba, y de todas he salido muy bien. Técnicamente esto no es un “pro” de la enseñanza que he recibido, pero sin esa formación nunca hubiera sabido hasta dónde puedo llegar ni cuánto puedo conseguir si me lo propongo. 

Contras: Siempre he visto la educación muy poco receptiva a la hora de valorar y desarrollar talentos que no se consideran “académicos” (como las artes, por ejemplo).


Noemí Folch de Emociones Creativas


Pros: Mi formación académica se ha producido en distintas etapas de mi vida, siendo una motivación constante el formarme en aquellas áreas que significan una ilusión en mí. En los cuatro títulos que poseo coincide que dos son presenciales y dos son online. 

Contras: En el profesorado de forma genérica he observado su falta de reciclaje, en ocasiones distantes con los alumnos y poco motivadores. 

Pros: Por el contrario, las clases presenciales te facilitan actividades con otros compañeros o poder conocer a los profesores más a fondo, situaciones que no se producen en la modalidad online.

Los cursos de Inteligencia Emocional y Mindfulness de forma no presencial, permiten una mayor adaptación a tus horarios, el profesorado está más actualizado en sus materias y animan más al alumnado. En ocasiones se producen fallos técnicos y son rígidos con las tutorías presenciales .



¿Qué cambiarías del sistema educativo actual?



Rut y Nahir de Esturirafi


Cambiaríamos muchas cosas. Empezando por las clases, el que los niños tengan que estar sentados todo el día es antinatural. Los exámenes los eliminaría, no aportan nada, sólo comodidad al sistema educativo. Y esto último podemos extrapolarlo al Instituto y a la Universidad. 


Mamen de Universo Flow


Cuando somos niños, por ejemplo, sería estupendo que nos enseñaran desde el principio a respirar y controlar el estrés, que fomentaran en nosotros el hábito de expresar ideas, debatirlas y poder así disminuir el famoso miedo escénico al que todos nos enfrentamos de adultos. También considero básico incluir una asignatura de inteligencia emocional, poniendo en valor además, la teoría de las inteligencias múltiples. Cada niño es único y no podemos medirlos a todos por los mismos parámetros. 


Ya lo dijo Einstein; 
“Si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido”. 


Lo que nunca debería pasar, es que ningún niño se sienta “torpe” y actúe toda la vida comos si lo fuera porque los adultos lo hemos decidido con los parámetros con los que medimos esos resultados. Si de verdad fuéramos capaces de sacar lo mejor, el talento de cada niño (sea el que sea) crearíamos adultos más felices y sociedades mucho más plenas.


Mooi magazine educación libre
Ilustración del "aula soñada" de Almudarte para "La educación soñada"

"Las cosas verdaderas se aprenden por amor a aprender" Claudio Naranjo


Irene Gijón de Recolectora


Si pudiera, intentaría potenciar todos los talentos, para que no sólo se considerase brillante a un alumno que destaca en las asignaturas que socialmente se consideran más relevantes. Es importante que los niños desarrollen sus habilidades, sean cuales sean, a la vez que aprenden matemáticas, lengua y ciencias (por supuesto). 

También fomentaría las formaciones profesionales para que se dejaran de percibir como estudios de segunda. A veces nos empeñamos en que tenemos que tener un título superior como sea, y no debería ser así. Estudiar y formarse no tiene que ser sinónimo de ir a la Universidad, sino de aprender, independientemente del título que se vaya a obtener.


Noemí Folch de Emociones Creativas


Cambiaría su poca flexibilidad de itinerarios, estamos en una sociedad cambiante donde las personas se transforman en períodos cortos de tiempo y necesitan una adaptabilidad del sistema para responder a estas necesidades de formación. 

Probablemente el sistema de selección de maestros, donde se prima la experiencia, y muchos maestros innovadores o creativos no llegan a entrar porque no se les facilita su acceso (a pesar de tener notas excelentes en las oposiciones). En otros países se presentan proyectos educativos tutorizados y seguidamente comienzan a trabajar en prácticas y, después de forma definitiva, muy diferente a los exámenes masivos que existen en nuestro país. 

Y, otro gran cambio que debería darse es otorgar más protagonismo al alumnado, el verdadero protagonista de su aprendizaje. En las escuelas los maestros han de ser facilitadores y guías del aprendizaje del alumnado, proponer escenarios donde ellos sean capaces de dirigir su proceso, elegir qué quieren aprender y porqué.



¿Qué nexo ves entre nuestro sistema educativo y 
el limitado porcentaje de personas que encaminan sus sueños a la acción?



Rut y Nahir de Esturirafi


Al leer esta pregunta nos ha venido a la mente el famoso vídeo de Ken Robinson en el que nos cuenta cómo las escuelas están matando nuestra creatividad. 

Nosotras creemos que el sistema educativo es responsable de que luego no sepamos qué hacer con nuestra vida. Ya que nos llenan la cabeza de datos, conceptos, listas... sin potenciar nuestras capacidades individuales. Nos tratan a todos por igual, cuando somos todos muy diferentes. 


Mamen de Universo Flow


Reitero en lo mismo de arriba. Si a un niño no se le motiva a sacar sus talentos naturales y si a un adolescente se le dice que tiene que estudiar algo que no le motiva en absoluto porque recibirá mayor compensación económica, podrá vivir con mayor estabilidad o cumplirá el sueño de sus padres pero no el suyo, el resultado será un adulto frustrado que trabajará toda la vida en algo que no le llena, sólo a cambio de dinero. 

El paradigma está cambiando. Son muchos los que están dejando atrás estas estructuras de pensamientos y están apostando por nuevas formulas. No se trata de vivir en la utopía. Se trata de empezar a promover que con esfuerzo, perseverancia y motivación podemos diseñar empleos y autoempleos que aporten un valor a la sociedad y a las personas. Se trata de creérnoslo y ponernos en acción


Irene Gijón de Recolectora


Desde mi punto de vista está todo muy relacionado. La educación parece estar enfocada a que los alumnos hagan una “carrera con futuro”, porque sólo así tendrán un “trabajo con futuro”.

Obviamente esos trabajos y esas carreras son las que se consideran de provecho. A veces ese camino es exactamente lo que quieres para tu vida; en ese caso hay que ir a por todas. Aunque otras veces no, otras veces esas carreras y esos trabajos no tienen nada que ver contigo y ¡cómo tienen futuro…!


Mooi magazine educación libre
Ilustración del "patio soñado" de Almudarte para "La educación soñada"
Niños en contacto directo y vivo con la naturaleza, sin pisas marcadas por la señal de un timbre. 
¡El aprendizaje es intercambio y movimiento!



Noemí Folch de Emociones Creativas

Evidentemente existen muchos factores, respecto a la educación, nuestro sistema invita a tener alumnos que memoricen contenidos y no tanto a realizar actividades de reflexión. De nada nos sirve introducir la informática en el aula si la empleamos para conseguir los mismos objetivos que hace 100 años. 

Por tanto, las personas no adquieren habilidades que les permita alcanzar sus sueños, si no contenidos que olvidan porque nos son prácticos para su vida diaria. 

Mientras se considere la educación como un gasto y no como una inversión, la toma de decisiones políticas entorno a este ámbito no cambiará. 

No sería justo dejar de reconocer la labor de muchos docentes en su aula que de forma más aislada y menos conocida consiguen motivar a sus alumnos y alumnas, y cambiar estas dinámicas educativas.

Todos conocemos y recordamos maestros y maestras que nos han marcado en nuestras vidas.



¿Nos enseñan a soñar despiertos?


Rut y Nahir de Esturirafi


A nosotras eso no nos lo enseñaron en el colegio, ¡nos lo enseñaron en casa!


Mamen Pérez de Universo Flow


Justo ayer vi un fragmento de Amelie, una de mis películas preferidas. Es ese en el que la chica del vídeo club le dice a la protagonista: “No son buenos tiempos para los soñadores”. Creo que esta frase es cierta desde hace mucho porque solemos quedarnos cortos en nuestra capacidad de soñar a lo grande y nos auto limitamos. 

También creo que, independientemente de esto, en el pasado, presente y futuro siempre ha habido y habrá “agentes de sueños”, a nuestro alrededor. Padres que impulsan a hijos a cumplir sus retos, profesores que les animan a sacar sus talentos o compañeros que sirven de inspiración para ello. Con vuestro permiso, me quedo del lado de los soñadores. ¡Gracias por vuestro trabajo!


Irene Gijón de Recolectora


Desde que formo parte de La Sueñopedia me he dado cuenta de la cantidad de veces que me quedo como extasiada, mirando al infinito, mientras dentro de mi cabeza bulle un mar de sueños, de ideas y pensamientos. Ojalá eso se fomentara en nuestro sistema educativo y dejáramos decir de forma despectiva que alguien tiene la cabeza llena de pájaros o en las nubes. 

Creo que no me equivoco si digo que todo lo que consideramos grandioso hoy en su día fue un sueño, desde el ordenador que ahora estoy usando para escribir hasta los calcetines que llevo puestos. A lo mejor tenemos que ser realistas y empezar a soñar más.


Noemí Folch de Emociones Creativas


A mí me gustaría pensar que sí, pero no creo que sea lo más general. Es una cualidad que en nuestra sociedad actual no está bien vista, se sigue promoviendo el obtener títulos que te aseguren un futuro, que tu formación sea “productiva”.


Antonio Machado, dijo: 
“Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo es despertar.”


A eso es a lo que se debería enfocar la educación, a despertar a los alumnos y alumnas que llegan al aula con tanto potencial olvidado en el camino de la obtención de una nota o un título.

Mil gracias a Esturirafi - Universo Flow - Recolectora y Emociones Creativas por compartir con nosotras vuestro sentir sobre "La educación soñada".

Agradecer también, a Almudarte sus dos preciosas ilustraciones creadas especialmente para esta entrada.

  • Para finalizar, decir que a pesar de los distintos enfoques, coincidimos en algo VITAL:

El sistema necesita - con urgencia- una profunda transformación porque ya no tiene sentido continuar "formando" a personas para que mantengan este plan obsoleto "del produce y consume" -y por el camino a ser posible, no pienses.

Deseamos una educación que nos permita llegar a SER lo que somos. Y no olvidemos, como dice un proverbio africano, que "para educar a un niño hace falta la tribu entera".



¿Cómo sería para ti "La educación soñada"?

2 comentarios

  1. Me encanta la forma con que tratas los temas, siempre siempre con ese toque de ilusión y esperanza por mejorar y ser más humanos.
    Encantada y agradecida por haber formado parte de "La educación soñada".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Almu! Eres un sol :) Yo encantadísima con tu arte, ¡tienes mucho talento! Un fuerte abrazo y gracias de nuevo por la contribución.

      Eliminar