No quiero SER "normal"

lunes, 2 de marzo de 2015
Siento que he perdido demasiado tiempo a lo largo de mi vida, esforzándome por conseguir la aprobación de los demás. Siempre he dejado que la opinión de los demás, fuese más importante para mi que mi propia opinión. Y de ésto no he sido consciente hasta hace bien poco.

Pienso que antes, sólo me sentía bien en mi interior cuando alguien del exterior aprobaba mis decisiones. ¡Qué frustración!

Tengo claro que es imposible VIVIR una vida plena, donde libremente escojo lo apropiado para mí, sin provocar a la vez la desaprobación de muchas personas. Es un circulo vicioso, algo así como la tasa por estar VIVA y SER YO misma.




Ahora veo peligrosa e insana esta fuerte necesidad de aprobación. Donde inconscientemente, me estaba diciendo:

"No confíes en ti misma". "No sabes lo que haces". "No pienses por ti misma". 


Estaba considerando mi valía, según la opinión que tuviesen sobre mi los demás. ¡Qué equivocada estaba!



Precisamente, el hecho de resistirme a seguir al rebaño, implica que tomo mis propias decisiones y como consecuencia muchas personas -imagino que las que se consideran "normales"- creen que soy diferente, rara, egoísta, incluso me han etiquetado de antisistema. ¡Abundan las criticas! es alucinante.

Empiezo a tener bastante claro que mucha gente, no aceptará cómodamente mi oposición a acatar las normas con las que no estoy de acuerdo. Normas que estas misma personas si han aceptado para si mismas. ¡Será el precio a pagar por pensar de forma independiente!

Así que estoy en ello, aprendiendo a desaprender muchas cosas y a la vez procurando aprender a ignorar muchas otras. Como el hecho de afrontar las críticas sin que me ofendan porque desde luego que no se trata de un rechazo a mi persona y está claro que es una consecuencia de permitirme pensar y escoger por mi misma.

Practicaré para que la desaprobación no me importe porque sobre todo quiero aprender a confiar en mi misma para tomar las decisiones más apropiadas en todo momento. Eso si es la FELICIDAD de una vida plena y consciente. ¡Allá voy!

2 comentarios

  1. ¡Claro que no! Yo tampoco quiero ser normal... y desaprender es algo que estoy aprendiendo a hacer desde hace un tiempo, si me permites la expresión.
    Las normas... las normas que se supone que son "lo normal"... esas me traen de cabeza. Pero creo que si llego a estar conforme con lo que yo haga no habrá nadie que pueda decirme que eso no está bien.
    ¡Me ha encantado esta entrada!
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. ¡Eso es Irene! Un camino difícil, el de desprender, pero sin duda merece la pena. Todo cambia a tu alrededor ¿Verdad? Un abrazo

    ResponderEliminar