¿Acallas tu voz interior?

jueves, 5 de marzo de 2015
Llevo un tiempo repasando parte de mi pasado para, precisamente, entender qué me ha llevado a SER lo que soy a día de hoy y hacia dónde me quiero dirigir.

Te recomiendo hacerlo por escrito, es un buen método para conocerte mejor a ti misma -entender tus conexiones- y descubrir qué es aquello que deseas hacer con tu vida (si es que aún no lo has descubierto, ¡claro :) A mí me está resultando de lo más revelador.

De hecho, estoy empezando a entender muchas cosas. Te diré, que de entre las más importantes,

Me oía a mí misma, pero nunca me escuchaba.

Si bien el lunes, te contaba en "No quiero SER "normal", que no mola nada basar la propia aceptación en la opinión que tengan los demás sobre nosotros, hoy te digo, que ese mismo freno o impedimento para crecer y llegar a descubrir quién soy, nació en mi infancia.
Niño respetado
Desde bien pequeña disfrutaba escribiendo redacciones. Escogía un tema -la lluvia o la primavera, son las que mejor recuerdo- y le daba mi propio enfoque. Después, con gran entusiasmo, iba a enseñársela a mi madre, quien las recibía con desgana, diciendo: 


"¡Seguro que puedes hacerlo mucho mejor!"


Recuerdo, como en una ocasión, se me ocurrió decirle, molaría dedicarme a escribir en la vida. A lo cual,  me respondió:

"No, con ésto no te ganarás la vida. Tienes que hacer algo de provecho, como estudiar una oposición."

Así es que, como imaginarás, no tardé mucho tiempo en abandonar esta pasión y desterrarla al olvido. Ahora entiendo por qué pasé gran parte de mi infancia en la consulta del médico y de dónde surgían las otitis recurrentes y mis constantes inflamaciones de garganta :(

¡Nadie! supo ver lo mucho que callaba y lo duro que me resultaba encajar (eran golpes directos a lo más profundo de mi alma) determinadas palabras. 

Esta misma energía no canalizada, sólo encontraba la manera de EXPRESARSE en forma de enfermedad. ¡Triste pero real como la vida!

Tan real y conectado como que el único premio por escribir que recibí - por cierto, fue un libro- me lo dieron en el Ayuntamiento por una redacción para el colegio sobre las "Hogueras de San Juan". El mismo Ayuntamiento, precisamente, para el cual trabajé (años más tarde) procurando hacer algo de provecho para "ganarme la vida"


¡Cuándo en realidad, no podía estar más perdida!


Precisamente, el 24 de Junio (día conmemorativo de las Hogueras de San Juan) fue cuando le puse nombre a Mooi magazine. ¿Casualidad o causalidad? ¡Todo está conectado! No acalles tu voz interior por qué tu mundo exterior es únicamente el reflejo de tu mundo interior

1 comentario

  1. Como te entiendo...Un abrazote enorme, me alegra que te hayas reencontrado ;)

    ResponderEliminar