Entrevista | Reparando Alas Rotas

domingo, 1 de febrero de 2015
Reparando Alas Rotas es un bonito proyecto sobre Educación Emocional. Surge con la idea de que las heridas emocionales se asemejan, en su proceso de sanación, a las heridas físicas: necesitan de unos cuidados específicos y atención para que no se infecten y tengan un sano proceso de recuperación. 




A partir de ahí, trabajan con el significado emocional y terapéutico en todos sus productos para que, cuando los recibamos, nos sintamos cuidados y “acariciados” psicológicamente.

  • Reparando Alas Rotas tiene dos líneas de actuación: 

La que pretende hacer tangible lo invisible, mediante REGALOS EMOCIONALES, cuidadosamente elaborados.









La que nace con el objetivo de ofrecer TALLERES Y FORMACIÓN en Inteligencia Emocional en el ámbito personal, profesional y educativo.



¿Quién está detrás de Reparando Alas Rotas?



Somos Nekane y Virginia: dos soñadoras dedicadas a la formación en Inteligencia Emocional desde hace más de 12 años. Somos sensibles, cercanas y entusiastas, y tenemos un sueño común: incorporar la Inteligencia Emocional al día a día para ser más efectivos y felices. Nuestros caminos se juntaron hace siete años y desde entonces planeábamos la forma de desplegar nuestras alas. Reparando Alas Rotas ha sido el escenario perfecto para ello.



¿Qué creéis que es lo mejor que se le puede dar a un niño?



Creemos en la importancia de dedicar el 100% de nuestra atención durante los momentos compartidos con ellos (no de nuestro tiempo claro, ¡eso sería imposible!). El legado más bonito que podemos regalarle a un niño son buenos recuerdos: que tengan la sensación de ser niños felices… ¡Ése será un buen cimiento para el resto!





¿Pensáis que es importante establecer una relación emocional positiva 
con los alumnos para que el proceso de enseñar sea nutritivo y recíproco?



¡Sin duda! Ya lo decía Platón hace más de 2200 años: “la disposición emocional del alumno determina su habilidad para aprender”. 

Durante muchos años se ha puesto el foco de atención en fomentar el éxito a través del rendimiento académico, cuando en realidad, ese cociente intelectual no garantiza la satisfacción a nivel personal.





A lo largo de nuestra etapa educativa, son muchos los profesores con los que compartimos muchas cosas; sin embargo, a los que recordamos para siempre son a aquellos que dejaron una huella emocional (positiva o negativa) en nuestra vida. Por eso, creemos que es tan importante establecer una relación emocional positiva con el alumno, porque la educación que realmente marca es la que va a la ‘cabeza’ a través del ‘corazón’.



¿Qué es un sentimiento y cómo se construye?



Un sentimiento es el resultado personal de lo que pensamos y sentimos. Existen una serie de emociones básicas y universales que todos experimentamos y que no podemos controlar su aparición. Sin embargo, decimos que el uso que hagamos de ellas una vez que aparecen, sí depende de nosotros. Es aquí donde comienza a construirse un sentimiento: es la interpretación que hacemos de esas emociones que aparecen en nosotros. En definitiva:



¿La vida está hecha para SER vivida en presente?



Está hecha para ser vivida en presente, y también para ser sentida, para ser disfrutada… ¿Por qué se llama presente? Porque es un regalo, ¡y eso a veces se nos olvida! :)



Nos gusta e inspira…



Lo auténtico, lo natural, lo sencillo, la magia, los detalles, las caricias emocionales, las personas… ¡la esencia de las pequeñas cosas!



¿Qué es lo mejor de Reparando Alas Rotas y qué planes futuros tenéis?



El cariño que ponemos en todo lo que hacemos y la exclusividad de nuestras ideas y productos. Detrás de cada uno de ellos, hay un cuidadoso diseño y un profundo trabajo: tras cada palabra, cada elemento y cada símbolo, se esconde una razón pedagógica. Por ello, el elemento diferenciador de todo lo que hacemos es el ‘prospecto’ que lo acompaña: una guía educativa en la que se reflexiona sobre el sentido de cada elemento, en la que se ofrecen claves a tener en cuenta para seguir trabajando y en la que se dota a cada cosa de un significado emocional.



¿Recomendaríais soñar despierto?



¡Claro que sí! Un sueño con un adecuado plan de acción puede convertirse en una realidad.  Compartimos con vosotros una frase de Walt Disney que nos encanta:

“No duermas para descansar, duerme para soñar…. porque los sueños están para cumplirlos.”
Agradecer a Nekane y Virginia de Reparando Alas Rotas esta bonita colaboración, os damos las gracias de todo corazón por contribuir a reparar nuestras alas | Justo cuando la oruga pensó que era su final, se transformó en mariposa. 

No hay comentarios

Publicar un comentario