¿Les das una segunda oportunidad? | 2014

lunes, 5 de enero de 2015
Hoy, recuperamos los tres posts "Despertando sueños" menos leídos hasta la fecha. ¡Una verdadera lástima! Creemos que estaría muy bien concederles una segunda oportunidad... Ya que se trata, nada más y nada menos que de Walt Whitman,  Eduard Punset y Julia Cameron.

¡No te detengas!


No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.  No dejes de creer que las palabras y las poesías, sí pueden cambiar el mundo. 

Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa. 

No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye. “Emito mis alaridos por los techos de este mundo”, dice el poeta. 

Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti, está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo. 

Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar por la vida. La sociedad de hoy somos nosotros: Los “poetas vivos”.  No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas…  | No te detengas, Walt Whitman 

La felicidad no es eterna


Las emociones son una especie de brújula que orienta en una cierta dirección, pero una brújula que siempre marca el Norte, no sirve para nada. Si las emociones siempre son felices y agradables, dejan de ser una guía útil para reaccionar ante los cambios o las nuevas situaciones que podemos tener que afrontar. Por eso no se puede permanecer siempre en un estado emocional único: las emociones están hechas para fluctuar, como la aguja de una brújula




"No se empeñe en buscar un estado de felicidad permanente y constante. La felicidad es una emoción y, como tal, sus resortes saltan cuando se produce una situación concreta". 

¡Disfrútela entonces y no pretenda permanecer en ese limbo para toda la vida!

Si la felicidad o el estado de placentera alegría es una emoción, será transitoria. Si la felicidad no es eterna, tampoco hay mal que dure cien años. ¿Por qué no somos capaces de entender ésto? | El alma está en el cerebro, Eduard Punset.


¡Miedo a lo desconocido!

Con frecuencia cuando en cualquier área de nuestra vida estamos bloqueados es porque nos porque nos sentimos más seguros así. Puede que no nos haga felices, pero al menos sabemos lo que somos: infelices. Gran parte del miedo a nuestra creatividad es el miedo a lo desconocido. 
Si yo soy completamente creativo, ¿qué sucederá? ¿qué consecuencias tendrá para mí y los demás? Tenemos algunas nociones terribles sobre lo que podría ocurrir. Así que, en lugar de descubrirlo, decidimos seguir bloqueados. Rara vez es una decisión consciente. Suele ser, más bien, una respuesta inconsciente a creencias negativas interiorizadas. | El camino del artista, Julia Cameron 

No hay comentarios

Publicar un comentario