Entrevista | El invitado de invierno

domingo, 11 de enero de 2015
"Parafraseando a los clásicos, de joven supe ser química, pero luego me olvidé. Seguidamente me reinventé en traductora de inglés a español. Con la crisis la traducción entró en coma y ahora me reinvento como fotógrafa y creadora de contenidos culinarios… y me lo paso bomba con ello."   


De este modo tan poético se presenta Miriam en su placentero  blog, El invitado de invierno. Un escaparate de lo que más le gusta hacer: cocinar y fotografiar lo que cocina.




¿Quién está detrás de El invitado de invierno?



Soy Miriam, Licenciada en Química, certificada en Traducción y que después de ejercer 15 años como química y otros 6-7 como traductora, a causa de la crisis he acabado ejerciendo de redactoras de contenidos y aprendiz de fotógrafa. 

En realidad son dos de las cosas que se me dan mejor y a las que nunca antes supe cómo sacar partido; ahora estoy aprendiendo a hacerlo.

Vivo en Galapagar, un pueblo a 40 km de Madrid, en un chalet con el campo a las espaldas. Tenemos un pequeño jardín al que no tenemos tiempo de sacarle el jugo, ya me gustaría tener una huertita. Tengo pareja y dos chicos, de 16 y 13 años, que nos alegran la vida, aunque sean adolescentes...




Confieso que me encantaría “colarme” en tu cocina y ser tu invitada de invierno, 
¿cuál podría ser nuestro menú?



Pues mira, para no empacharnos podríamos empezar por un asadillo manchego, que es uno de mis platos favoritos que acompañaríamos con un buen pan casero, claro está.


Podríamos picar unas ricas croquetas de setas y queso...




... y de plato principal una pijada como estas albondiguillas sefardíes.



Y de postre un magnífico pastel de manzana, ¿qué te parece?





¿Que qué me parece? - Pues que no puede gustarme más... ¡Llevo el vino! ¡Viva el vino! :)



Te formaste en química y traducción, pero, 
¿crees que en realidad es en la cocina y la fotografía donde has encontrado tu profesión de corazón?



Sin duda. Pero no es que la encontrase, desde siempre tuve aptitudes artísticas, solo que nunca supe cómo sacarles partidos ni para dónde tirar. Soy de la generación de "haz una carrera que tenga salidas" (bueno, una de tantas generaciones).

A mí me gustaban las ciencias, y tiré por la química, porque sencillamente con 18 años no tenía la menor idea de las posibilidades que tenía ni de todo lo que podía hacer. Pero es una cosa de la que no reniego ahora, porque me gusta mucho saber lo que hay de química detrás de las elaboraciones culinarias y así lo reflejo muchas veces en el blog.

Y e cualquier caso diría que en la actualidad soy el producto de todo lo que he hecho antes, esas actividades que quizá no me llenaban también dejaron un hummus, un abono en el suelo del bosque, que está dando frutos. 




Si fueses una bebida… Cava

Si fueses un postre… Pastel de manzana

Si fueses una especia… Pimienta de Jamaica

Si fueses un ingrediente… Huevos

Si fueses un utensilio de cocina… Espátula

Si fueses un sabor… Agridulce




Mis hijos, mi pareja, mis padres, mis amigos, la pintura, el buen cine, la buena literatura, los buenos humoristas, la música, el paisaje, la naturaleza, la gente que no se rinde, los que piensan que el mundo puede ser mejor, los que sacan los pies del tiesto, los que no dicen lo mismo que acaban de leer u oír en algún sitio... 



Podrías darnos una lista con cuatro personas a las que admires e invitarías a comer, 
¿qué manjares disfrutaríais mientras conversáis de lo divino y lo humano?




Van Morrison - creo que le haría un buen arroz, con mucho marisco, que seguro que como irlandés lo apreciará. Aunque no tengo ni idea de hacer arroces, pero aprendería para él. Y le daría mucho vino, a ver si con los vapores etílicos se arrancaba y me cantaba algo. 

Leonardo da Vinci - le haría las recetas más pijas del blog. , porque seguro que es un tipo exigente que no se conforma con cualquier cosa. Y también le daría vino, a ver si me aclaraba de dónde venía toda su sabiduría e imaginación, que igual era marciano.

Van Gogh - le adoro. Y las Cartas a Theo es uno de los libros más maravillosos que haya leído. Le haría recetas afrancesadas a las que estaría acostumbrado, por los muchos años pasados en Francia: una buena sopa de cebolla, una fricasseé... una tarta tatín de postre. Y una buena tila para que se tranquilizara. Le llevaría al futuro, como en la serie de Dr. Who, para mostrarle que sus pinturas acabarían en todos los museos del mundo. Snif.

Hipatia - con lo poco que se sabe de ella, una mujer astrónoma en esa época, menudo carácter debía tener la criatura. Le prepararía una comida ligera y rápida para que tuviera tiempo de contármelo todo. 



¿Qué es lo mejor de tu proyecto creativo y qué planes futuros tienes?



Lo mejor es que esto no es un proyecto y nunca estuvo planificado, sino que surgió a partir de una serie de casualidades que aún hoy no dejan de sorprenderme. Pero lo estoy disfrutando al máximo y desde luego pienso seguir por este camino, Si la cosa pasa por seguir colaborando con webs para la elaboración de contenidos culinarios o por otras posibilidades, el tiempo lo dirá. 

De momento me dedico a aprender todo lo que puedo de todos los palos que tengo que tocar (fotografía, redacción, SEO, marketing, estilismo, etc.) y cuidar mi blog. como si fuera un niño pequeño. Porque está creciendo. Y porque es la primera vez en mi vida que no tengo fines de semana y ni siquiera siento que esté trabajando. Moriros de envidia, ya. 


¿Recomendarías soñar despierto?


No creo que eso sea algo que se pueda recomendar, cuando algo se recomienda es porque no lo harías y tienes la opción de hacerlo. Yo sueño despierta todo el rato y no creo que haya nadie que no lo haga. Si de verdad alguien dice que no le sucede, ese dejarse llevar de repente por fantasías, volando a otro lugar, a ser otra persona o incluso en otra época, probablemente esté muerto. Aunque siga de pie. Le recomendaría ver La vida secreta de Walter Mitty pero no la versión moderna, sino la buena. 


Mil gracias a Miriam de El invitado de invierno, por haber hecho posible esta colaboración. Reconozco que me enamoró su trabajo desde el momento que lo conocí (estas cosas "casuales" que se dan en la vida) y ahora tengo claro donde reside su esencia...

Creo que es el hecho de haber logrado hacer un TODO de ella misma, su formación, aprendizaje, experiencia y su propia personalidad. ¡Un gran cóctel que entusiasma! 

4 comentarios

  1. Gracias por interesaros por mí, queridos!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado vuestra entrevista a Miriam de El invitado de invierno, ha sido muy interesante conocer un poco más, sobre la persona que está detrás de este fantástico blog, que es uno de mis favoritos y me quedo pendiente de vuestras publicaciones, porque me ha gustado mucho la temática de vuestra revista.

    Ángela

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tus palabras, Ángela. ¡Bienvenida!
    Un abrazo

    ResponderEliminar