Entrevista | Dalalba

domingo, 25 de enero de 2015
Dalalba es “Diseño al alba”. El nombre surgió tras unir la última sílaba de mi primer apellido con las dos primeras sílabas de mi segundo apellido y me encantó encontrarle ese significado tan poético de diseñar con la primera luz del alba. La luz juega un papel fundamental en el diseño interior, en todos los sentidos.

Cuando estaba en la Universidad haciendo la carrera de arquitectura de interiores nos enseñaron varias ramas del diseño y a mí me apasionaba cada una de ellas así que en lugar de especializarme en una decidí hacer un poquito de todo. 

Años después, volví a la Universidad para estudiar un Máster en Comunicación Digital & Multimedia y mis profesores me obligaron a abrir un blog que cerré al poco tiempo. Meses más tarde me ofrecieron escribir artículos sobre diseño y arquitectura para una gran plataforma digital y me encantaba, pero lo tuve que dejar por falta de tiempo.

Digamos que fueron muchas señales que no quise ver y no fue hasta mi viaje a la India que me entró el gusanillo de abrir un blog propio donde poder expresar y compartir todas mis diferentes pasiones e inquietudes, así como una visión particular sobre el diseño interior unido al bienestar personal. 



El principal motivo es poder ayudar a mejorar la vida de las personas despertando conciencias a través del diseño y las distintas temáticas que trato en el blog: diseño interior, fengh shui, yoga, reiki, aromaterapia…

Y por supuesto, junto al blog, dentro de Dalalba está mi estudio donde ofrezco servicios profesionales de interiorismo, diseño gráfico corporativo…¡Ah! Y también sesiones de Reiki, que tiene mucha relación con nuestro propio diseño interior.



¿Quién está detrás de Dalalba?


Detrás de Dalalba está Julia, una gallega que ha viajado mucho y vivido en Inglaterra, Francia y la India. Una persona soñadora, optimista y alegre que cree en un mundo mejor.

Siempre me ha llamado la atención todo lo relacionado con la creatividad. Cuando era una niña, de mayor quería ser diseñadora de moda y le diseñaba trajes a mis Barbies. Al lado de mi colegio había una modista y todos los viernes iba a pedirles trocitos sobrantes de tela para después poder confeccionar los vestidos. Pero como los Reyes Magos nunca me traían la casa de muñecas que siempre les pedía, un día me decidí a construirles yo una con los cartones que encontré por casa. Me pareció mucho más divertido que hacer vestiditos y al final, ¡ya ves! Me hice arquitecta de interiores.

Soy yo la única persona que está detrás del blog pero cuando surge algún proyecto importante, tengo un grupo de amigas arquitectas que colaboran conmigo, ¡son unas crack!



¿Cuál es tu filosofía de vida y de qué modo se ve ésta, reflejada en tu trabajo?


Digamos que mi filosofía de vida la podría definir así: “querer es poder”, las mayores limitaciones están en nuestra mente y al final, cada uno lleva la vida que quiere llevar.

Ser emprendedor no es fácil, requiere mucho tesón, constancia y amor por tu trabajo. Es importante que creas en lo que haces, si tú mismo no confías…¿Quién lo hará por ti?
Intento ser fiel a mi instinto y hacer siempre lo que más me llena, la motivación es mi motor. A veces me equivoco pero eso forma parte del aprendizaje, estoy siempre abierta a críticas constructivas y sugerencias porque me ayudan a mejorar.


La madre naturaleza es por sí misma una gran fuente de inspiración y siempre lo tengo en cuenta a la hora de proyectar. Los materiales y remedios naturales en casa aportan un gran bienestar.




Me encanta la fotografía, me parece una herramienta potentísima y muy inspiradora con la que poder comunicar y transmitir sensaciones. Adoro hacer fotos aunque ¡todavía me queda mucho por aprender!

Me apasiona viajar, me siento como una niña con zapatos nuevos cada vez que descubro un nuevo país con sus gentes, su filosofía de vida, sus creencias, sus costumbres, su artesanía…Viajar ayuda mucho dentro de procesos creativos y abre la mente. Se trata de enriquecernos aprendiendo a valorar lo que tenemos y/o adoptar nuevas ideas con filosofías de vida que no habíamos contemplado antes por desconocimiento. Además de eso, viajar me ayuda mucho a desconectar y contemplar mi vida desde otro ángulo para tomar nuevas resoluciones. ¡Es un ejercicio fantástico!


¿Qué relación guarda nuestra alma con nuestro hogar?


El verdadero hogar de nuestra alma es la luz dentro de la unión con el todo pero aquí y ahora, en esta realidad que nos ha tocado vivir, pienso que se encuentra en un templo llamado cuerpo y ese templo se encuentra en otro templo llamado hogar. Y de nosotros depende cuidar al máximo ambos templos.


Somos a fin y al cabo energía, y esa energía se proyecta en nuestra casa. Tener casa y tener un hogar no es lo mismo. Un hogar conlleva más cosas que debemos trabajar desde dentro de nosotros para nosotros y con las personas que habitamos ese espacio.



¿Qué ha aportado a tu vida el reiki, el yoga, la meditación y la India?



Me ha permitido conocerme más y mejor a mí misma. La práctica regular de yoga y el reiki me están ayudando también a ser más creativa e intuitiva. Es impresionante la cantidad de beneficios que la meditación puede aportar a la mente, cuando meditas a menudo empiezas a darte cuenta que has adquirido una mayor agilidad mental siendo capaz de resolver conflictos de una forma más eficaz y serena.



La India junto con sus enseñanzas, representan para mí el comienzo de un largo camino por recorrer, eso sí, enigmático y fascinante.

Conocerse a sí mismo es fundamental para poder ayudar y “conectar” con el otro. Cuando te dedicas al mundo del diseño y el interiorismo estás tratando una faceta muy íntima de la persona, como puede ser su casa. A menudo creen saber lo que quieren pero son muchos los factores que entran en juego de los cuales no son conscientes. Es tu papel hacer a veces de “psicólogo” para anteponer sus necesidades, y la intuición juega ahí un papel muy importante para saber aportar algo que les guste y funcione en sus vidas. 



  • Si fueses un objeto… ¡Sería mi PC! Paso tanto tiempo junto a él que creo se ha convertido en parte de mí. Si mi casa se incendiase y solo pudiera salvar una cosa antes de salir corriendo sería mi ordenador portátil.




  • Si fueses un lugar de la casa… Sería la sala de estar, la zona pública por excelencia donde descansar y tomarse un café con los invitados en casa.
  • Si fueses un estilo decorativo… Sería una mezcla entre el minimalismo y el estilo contemporáneo con un toque de color. Muy acogedor.
  • Si fueses una casa, serías… Un ático con vigas de madera vista, techos altos, paredes blancas, ventanales con mucha luz y materiales naturales como la madera, el ratán, la lana…con piezas étnicas traídas de alguno de mis viajes por Asia y Oriente Medio combinado con muebles de diseño. 


Recomendarías soñar despierto…



¡Siempre! pero a veces confundimos soñar con desear. Hay que tener cuidado con lo que se desea pero cuando realmente sabemos lo que queremos, es preciso visualizarlo de forma focalizada y con intención.
Mi gurú, Paramahansa Yoganand, solía decír: “The greater the will, the greater the flow of energy”.
Mil gracias a Julia de Dalalba por hacer posible esta colaboración. También soy muy partidaria de lo bonito por fuera y por dentro :)) Totalmente cierto, el hogar está donde se encuentra el corazón.

No hay comentarios

Publicar un comentario