Cómo activar nuestra creatividad

lunes, 12 de enero de 2015

Antes de nada, hemos de recordar que la creatividad es una forma de PENSAR y de SER, que puede expresarse en cualquier ámbito de la vida. ¡Vamos!  que no se limita únicamente a las artes. Se trata de la forma de expresarse uno mismo, haciendo uso de la originalidad y la imaginación. 
¡Todos! Independientemente del lugar de nacimiento, ¡nacemos creativos! Ahí reside una de nuestras mayores grandezas. ¿Empezamos?

Cómo activar la creatividad: atender, cuidar, amar | Publicado en Repensadores




La creatividad es un recurso natural renovable e ilimitado. Es como un músculo que se puede entrenar, una capacidad que se puede aprender y mejorar. A veces, la inspiración y las ideas acuden a nuestros pensamientos sin más, y luego, cuando más las necesitamos, no surgen. Experimentamos bloqueos de nuestra creatividad.

De niños todos somos creativos, pero conforme crecemos y somos “educados”, gran parte de esa capacidad creativa va reduciéndose. 


Paulatinamente vamos dejando de ser libres y creativos. La educación formal, especialmente la que se imparte en las escuelas actuales, no contribuye a preservar la creatividad, más bien al contrario, y prima el pensamiento racional abstracto que impide que nos salgamos del guión establecido.

Entonces, de adultos, ¿cómo podemos activar o reactivar la creatividad? Os proponemos tres formas de activar la creatividad: 

  • ATENDER

Prestar atención es la base de todo aprendizaje y también del juego. Cuando atendemos, recibimos la información necesaria para comprender el mundo que nos rodea. Prestando atención detectamos necesidades, descubrimos qué funciona y qué no, percibimos los huecos y fallos del sistema. Cuando dejamos de prestar atención a las cosas, aparecen los problemas. 



  • CUIDAR

Cuando prestamos atención a algo durante un largo periodo de tiempo, cada día lo vamos conociendo más. Nos ocurre con nuestra profesión cuando es vocacional, con nuestras aficiones… de todas las posibilidades que hay, una despierta nuestra curiosidad sobre las demás. Mediante la atención, información y la práctica, acabamos conociéndola y dominándola. Nos cuidamos de saber. Para ello tenemos que seguir recibiendo, asimilando y procesando la información. La creatividad e innovación que podemos desarrollar en nuestra vida y en nuestros proyectos surge a partir de aquí: del cuidado y de la transformación de la información en conocimiento.


  • AMAR

Sin pasión, generar creatividad e innovación de forma mantenida en el tiempo es prácticamente imposibleEl amor por algo o alguien aparece a partir del conocimiento. 

Para ser creativos e innovadores es fundamental conocer a fondo las cosas o querer conocerlas. Cuanto más amamos algo, más posibilidades de generar creatividad e innovación tendremos.



¡Importante! No olvidéis que es un ciclo.



Estos tres activadores forman parte de un ciclo que está en continuo movimiento y necesitamos estar alerta para que no se desactiven porque, si ocurre, el ciclo deja de funcionar. Es lo que identificamos como bloqueo creativo, que se da tanto en personas como en organizaciones.

Para evitarlo, los procesos de adquirir información, producir conocimiento y generar creatividad e innovación deben darse de forma constante. 

Por lo tanto, seamos abiertos, sintamos que la creatividad es un ciclo y evitemos la linealidad tanto de pensamiento como de acción.

Fragmento extraído del artículo "Cómo activar la creatividad: atender, cuidar, amar" vía Repensadores

No hay comentarios

Publicar un comentario