Entrevista | Mamá Espiritual Creativa

domingo, 7 de diciembre de 2014
Virginia Gil ha creado, recientemente, Mamá Espiritual Creativa para ayudar a las madres a que nos conozcamos más a nosotras mismas para que de este modo podamos crear una vida más amable y coherente con nuestro pequeño mundo
A través de su bonito proyecto nos ofrece inspiración, apoyo y herramientas. 


¿Qué es Mamá Espiritual Creativa?


Un espacio para crecer y crear, para conocerse a una misma y para compartir aquello que a mí me hubiera gustado encontrar.

MEC quiere facilitar el camino a las mamás que dudan, que se pierden, que no tienen tiempo, que  se olvidan de ellas, que sobreviven a menudo en lugar de vivir. ¡Yo fui una de ellas!

A través de este proyecto pretendo ofrecer herramientas y recursos que a mí me han resultado útiles, además de todo aquello que vaya aprendiendo e interiorizando. 



MEC surgió de una profunda búsqueda interior tras muchos años de vida laboral acelerada, es por así decirlo, el fruto que recojo al plantar mi blog anterior km0personal en el que fui plasmando todo un proceso.



Mamá Espiritual Creativa, nace...



Porque me parece egoísta no compartir aquello que me está funcionando.
Porque me encanta escribir y llegar a los demás. ¡Me encanta que las palabras transporten emociones!
Porque llegó un día en que me puse frente a frente y me dije muy seriamente que tenía que empezar a hacer lo que a mí me gustaba. ¡Mi vida había sido tan apresurada que nunca me había parado a pensar realmente lo que quería!



¿Quién está detrás de Mamá Espiritual Creativa?


Detrás está Virginia, Vir para quien quiera. Una persona organizada, planificadora, exigente con mucha voluntad y bastante cabezota. Y todo ésto sobre todo para conmigo misma. ¡Solemos ser nuestra peor enemiga!

Pero también está una persona sensible y empática, pura emoción y de lágrima fácil. Soy hija, amante, madre, amiga. Adicta a la lectura, ¡me encantaría ser una maga de las palabras!



He trabajado mucho por cuenta ajena, a nivel institucional, a nivel transfronterizo, pero la vida me dijo hace dos años que eran tiempos de cambio. De repente me vi sin trabajo, en casa y con mis hijos.

¡Fue una gran liberación! Ver que yo controlaba mi agenda, mi horario, mis compromisos. Ver sobre todo que mis valores cambiaban a medida que lo hacía mi persona.


¡Supe que desde ese momento nada sería igual! Empecé a leer mucho más de lo que ya hacía, a autoformarme en temas desconocidos. 


Salí continuamente de mi zona de confort en temas de alimentación, salud, crianza, educación, espiritualidad, creatividad. Todo esto ha desembocado en la primera pieza del puzzle de MEC.


Aunque sé que el camino no ha hecho más que empezar y que MEC irá cambiando y creciendo a medida que yo lo vaya haciendo.



Con tu trabajo, deseas contribuir a que descubramos nuestro poder 
interior y de este modo, transformemos nuestro pequeño mundo. 
Por otro lado: ¿por qué enfocado a las madres?


De eso se trata, de facilitar el camino, como a mí me lo facilitaron en su día, aunque el trabajo siempre es de cada una. Es un trabajo que parte de la observación, de la toma de conciencia, de la coherencia. De ver todas esas sutilezas que pueden pasar desapercibidas pero que en cierto modo son las que día a día nos producen bloqueos emocionales, bloqueos energéticos. 



Lo malo es que, aunque contamos con un montón de señales – a las que no solemos hacer caso, todo sea dicho - sólo nos damos cuenta una vez que llegan al cuerpo físico, una vez que llega la enfermedad. Y ahí surgen los nervios, la impaciencia y recurrimos a lo más práctico y cómodo.


Cuando escribía para km0personal no me dirigía a nadie en particular. Con el tiempo me he dado cuenta que los hombres y las mujeres somos diferentes. Y los padres y las madres también. Creo que las madres tenemos la gran suerte de poder mover y transformar a través de nuestro útero toda la energía familiar. Lo que ocurre es que a menudo no somos conscientes. Hablo y escribo  desde muy dentro, desde mi experiencia como persona y sobre todo como madre.


Por eso creo que lo más oportuno es dirigirme a ellas. Sé sin embargo que hay padres y mujeres que no son madres, que me siguen porque algunos de los temas son válidos sea cual sea la condición.



¿Qué te ha aportado la maternidad?


Con la maternidad he aprendido a aceptar que tenemos más responsabilidad de la que pensamos.

Si desde el principio inculcamos unas habilidades a la hora de pensar, crear, a la hora de gestionar las emociones, esos locos bajitos, pueden crear un mundo diferente.
Pero tenemos que empezar por nosotras para poder transmitírselo a ellos.

El cambio, el verdadero cambio viene siempre de dentro y se nos olvida. Y es por ese mundo interior por donde hay que empezar.


Con la maternidad he aprendido a gestionar mejor el tiempo, y me he dado cuenta de todo lo que nos distraemos y también de todos los miedos que nos invaden (toda la sociedad contribuye a ello).

He aprendido que nuestros hijos son verdaderos espejos por mucho que nos cueste reconocerlos y que a través de ellos podemos llegar a aceptar y transformar esa parte más oscura que tenemos.



¿Qué nos quieres aportar?


Me gustaría en cierto modo aportar mi granito de arena para reinventar una realidad algo más amable. Disfrutar, al mismo tiempo que ayudo a las demás con lo que voy aprendiendo a través de  recursos, herramientas, apoyo, palabras.


Por otro lado, estoy trabajando para poder ofrecer también consultas personalizadas, proyectos colaborativos con otras madres, además de libros y cursos de creación propia.

Por ahora lo planteo sólo de forma online pero no descarto hacerlo también de forma presencial.



Háblanos sobre el péndulo hebreo, llevas años experimentado con él. 
¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve?



El péndulo hebreo es una terapia integral que incluye el cuerpo físico, la mente consciente y que permite equilibrar nuestro sistema energético.
Cuando sucede algo en nuestras vidas que no sabemos resolver, esto termina afectando a todo el sistema integral.
Funciona porque se trabaja con leyes energéticas, con leyes físicas. (Física cuántica).
En mi blog, hay una serie de FAQs que lo explican con detalle, pero para responder a tus preguntas.

¿Qué es?
Un soporte de madera de haya utilizado como instrumento de radiestesia
Una técnica muy eficaz que debe complementarse siempre con un trabajo personal interno, para que los resultados perduren.

¿Para qué sirve?
Es una técnica de bioenergética, de radiestesia que mide y corrige las alteraciones en el campo electromagnético.
Realiza un diagnóstico y detecta los desequilibrios (enfermedades) antes de que se manifiesten en el cuerpo físico.

Mide, corrige, armoniza, repara y equilibra las alteraciones físicas y emocionales del campo electromagnético.
Desactiva bloqueos y repara circuitos, permite que la energía vuelva a circular.


 ¿Cómo funciona?
En el soporte de madera se colocan unas etiquetas escritas en hebreo, uno de los idiomas solares, ideográficos, que nombra y crea cosas, muy diferente del idioma lunar que sólo se limita a describir las cosas.

Se irradia el cuerpo con la letra que corresponda, que genera una vibración específica emitiendo ondas, que limpian y restablecen el equilibrio.
El hipotálamo es el órgano que capta esas ondas y que repara los circuitos del campo electromagnético.



Recomendarías soñar despierto…


Siempre pero de forma consciente y focalizada. Sin dispersiones. Soñar a lo grande actuando en pequeño y sobre todo, soñar sin expectativas.

Soñar, ser y hacer dándolo todo, y retirarse luego, para que la vida y su magia nos sorprendan.

Agradezco a Virginia su colaboración, habiendo hecho posible esta entrevista. ¡Mil gracias!

Creo firmemente, tal y como dice Jodorowsky que "toda enfermedad corporal es un intento de curar una enfermedad espiritual", los sentimientos que no podemos expresar con palabras se expresan en forma de enfermedades. Cuánto antes seamos CONSCIENTES, antes podremos sanarlas...

Hoy te deseo una vida alegre y plena, ¿cómo hacerlo? EX-PRESA, dejando de estar preso/a. ¡Sé feliz!

1 comentario