Lugares para soñar | Pearl Knitter

viernes, 12 de diciembre de 2014
Hace un par de meses, publicamos la entrevista Pearl Knitter y teje tu caminoUn proyecto creativo que sigo con admiración. Me entusiasma la capacidad de Clara para conectar las cosas entre sí. Bajo mi punto de vista, ¡eso es CREATIVIDAD!

Hace unos días, Clara, publicó una entrada dedicada a confesarnos su "adicción". Decía así:


"Admito que soy Knitaholic, y me atrevo a decirlo porque sé con certeza que no estoy sola. Puede que tú vivas una situación similar a la mía."

El término Knitaholic es común en el universo tejeril, hace alusión de forma exagerada a una característica propia de todo Knitterla adicción, el no saber parar nunca, y siempre tener en la lengua la fraseHago una última vuelta y me acuesto. 

Si lo piensas es lo mismo que si alguien dice: “Esta es la última copa“, y casi nunca lo es." Clara, Pearl Knitter


Este post me hizo reflexionar. Llegué a la conclusión que en realidad, podemos trasladar esta adicción (sana) a cualquiera de nuestras pasiones, donde nos vemos tantas veces diciéndonos a nosotros mismos,"un poco más y lo dejo". 
No importa que pintes, escribas, esculpas o cocines... porque lo cierto es que las actividades que nos gustan nos llenan de energía, incluso cuando estamos agotados físicamente.


¿Por qué nuestra afición se convierte en una sana "adicción"? Nos volvemos fieles seguidores de nuestra gran pasión y ahí sentimos que no malgastamos nuestro tiempo. De hecho es justo lo contrario. Sentimos que liberamos parte de nuestra energía y eso nos hace sentir tan bien, que no vemos el momento de parar... ¡Pocas cosas se equiparan a esa gran sensación!


Al final, creo que la vida consiste en cosas pequeñas que se hacen grandes si las AMAS.

No hay comentarios

Publicar un comentario